Estos son algunos de los problemas de carácter ético que se presentan más comúnmente dentro del negocio de la moda

La moda puede ser explotadora, esta es una industria que cuenta con conexiones que son complejas con diversos campos, en los que se incluye la manufactura, publicidad, producción de materiales crudos, transportación y venta. Las incalculables ganancias que son generadas incitan a llevar a cabo acciones que son poco éticas. En el momento en que productores, fabricantes, modelos o consumidores son explotados o tratados injustamente, sobre los ejecutivos recae la responsabilidad ética para cambiar dicha situación.

Imagen corporal: a través de una mirada virtual, los modelos que representan casas de moda suelen ser anormalmente delgados, y ello es así para perpetuarse en las preferencias estéticas que percibe el público. Este ha sido un enfoque del que se responsabiliza a los desórdenes alimenticios y también a una pobre imagen corporal entre otras mujeres cuyos cuerpos no están ajustados a esta imagen idealizada.

Piel: es sabido que generalmente las modas han usado piel de animales, cosa que es infame debido al cruel trato hacia los animales. Estás pieles son obtenidas bien sea atrapando animales salvajes y quitándoles la piel o criando animales para comerciar con ella.

Culturas: con el fin de buscar nuevas, emocionantes y distintas imágenes, los diseñadores en oportunidades toman prestados diversos elementos que pertenecen a culturas extranjeras. Pero contrariamente, ciertos miembros de las comunidades indígenas no aprecian dicha práctica por lo que acusan a los diseñadores de apropiación cultural.

Consumo: cuando se saca una nueva línea de ropa, ello incita a los entusiastas de la moda a adquirir nueva ropa que en realidad no necesitan. Ésta es una situación que es vista como inofensiva o una mejora en la economía, mientras que otros sostienen que tan solo motiva el consumismo irracional.

Ambiente: todos los elementos que se ven implicados en la industria de la moda como los materiales, la transportación y la producción conllevan un impacto en el ambiente. En su mayoría los materiales sintéticos se derivan del petróleo, mientras que otros más materiales naturales crecen en tierras que podrían ser usadas en la producción de alimentos.

Publicidad: de acuerdo a los conocedores del tema, la publicidad se ocupa de seducir a las personas para que compren cosas que en realidad no necesitan, en lugar de solo informar sobre la disponibilidad de determinado producto. 

Falsificaciones: la marca viene a representar el principal atractivo de muchos accesorios que se encuentran de moda. Por ejemplo, una bolsa Gucci puede ser vendida por muchas veces más de lo que cuesta una bolsa idéntica elaborada por un competidor. 

Fábricas de explotación: mucha de la ropa que se encuentra de moda es fabricada por personas que reciben una paga bastante miserable en países en desarrollo. Dicha práctica se conoce como fábricas de explotación, y se encuentra bajo un profundo escrutinio siendo condenada por un amplio rango de críticos. 

Inequidad: una de las características más atractivas de la ropa cara de moda, es que es exclusiva y en consecuencia, la gran mayoría de las personas no pueden costearla, por lo que brinda un nivel de estatus y glamour para quienes sí pueden.

Diamantes de sangre: en oportunidades la moda que cuenta con la más alta categoría emplea diamantes. Los diamantes de sangre son aquellos que se extraen bajo condiciones de miseria, y en repetidas oportunidades por grupos violentos que usan las ganancias como fondos para sus actividades. En la actualidad ciertas casas de moda se encuentran tomando acciones con las que pueden asegurarse de que ninguno de sus diamantes provenga de dichas fuentes.